lunes, 4 de marzo de 2013

Los Coches Malditos De La Historia

En el mundo del motor, las maldiciones y las supersticiones también tienen cabida. No sólo hay casas, personas y leyendas malditas también hay coches que han sido considerados como tal. Se crea o no se crea en supersticiones la realidad es que a lo largo de la historia ha habido vehículos que han sido considerados como demoníacos por su estrecha relación con la muerte.
Entre ellos hay dos que destacan sobre manera y que han creado una leyenda propia por el reguero de muertos y heridos que han dejado a su alrededor Se trata de ‘el pequeño bastardo’ de James Dean (Porsche 550 RS Spyder) y la limusina en la que fue asesinado Francisco Fernando de Habsburgo, el archiduque de Austria pero además de estas dos ineludibles referencias hay alguno más.
El ‘pequeño bastardo’ de James Dean
El precioso deportivo Porsche 550 RS Spyder que se compró el mítico actor norteamericano James Dean se convirtió en una verdadera leyenda negra del mundo del motor. Todo aquel que se acercaba a él moría o quedaba herido de gravedad. La historia comienza con el accidente en el que murió Dean. Tras ella comienza el reguero de insólitos accidentes que han configurado esta leyenda. La segunda desgracia ocurrió mientras se bajaba el coche accidentado de un camión para meterlo en el taller. El coche cayó sobre uno de los mécanicos y le partió las dos piernas. Posteriormente se dispersaron algunas piezas. Se vendió la transmisión y el motor para coches de carreras y casualmente los vehículos que los recepcionaron sufrieron un accidente que mato a sus ocupantes. Algo similar ocurrió con las ruedas ya que el coche que las calzó también colisionó y el piloto quedó en coma. Más tarde, la carrocería se expuso en un museo de Sacramento pero la mala suerte volvió ya que cayó sobre un visitante. Tras todas estas ‘aventuras malditas’ el propietario decidió destruirlo pero durante el traslado al desguace ocurrió otra fatal colisión y el conductor que chocó con el camión que lo llevaba acabó bajo las ruedas del pequeño bastardo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.