lunes, 12 de noviembre de 2012

Bala Mordida RMVB




Publicitada como “La película que la policía no quiere que veas”, Bala Mordida, la ópera prima de Diego Muñoz cosecha, a pesar de su engañoso slogan, más aciertos que errores.
Se trata del retrato íntimo de un grupo de agentes de la policía y su día a día en esa espiral de corrupción que es la corporación para la cual trabajan. La cinta muestra con una crudeza inusitada lo que ya sabemos desde hace décadas: la única ley que impera dentro de la policía capitalina es la corrupción, el moche, la mordida.
Así, el público es testigo de cómo los mismos policías que nos quitan el dinero en las calles a base de extorsión, son a su vez víctimas de la corrupción dentro de su propio lugar de trabajo. Los polistienen que dar un dinerito para que el armero les asigne mejores armas, para que sus solicitudes de incapacidad sean aceptadas, para que les den chalecos de los buenos (y no de los que se quiebran con un vil cuchillo), para que se les asigne patrulla o para que no los manden a cuidar bancos. Con dinero baila el perro.
A partir de un caso real de hace algunos años sobre corrupción en la compra de chalecos para los policías, Muñoz va armando su historia donde la estrella es Damián Alcázar quien interpreta a un comandante de sector. Completamente transformado desde el último personaje que le conocimos (el ingenuo y bien intencionado Benny de El Infierno), Alcázar no conoce límites al interpretar a este personaje que es la viva imagen de lo peor que habita en la corporación: un ser cuyo único motor es la lana, la corta, la mochada.

Descripción: Mauro Hernández, un joven policía preventivo a las órdenes de su comandante, se ve envuelto en un conecte de cocaína en donde por quedarse con unos pesos de más canjea su pistola para completar el costo de la mercancía. Discute con Joaquín, traficante y expolicía, a quien termina amenazando, pero al retirarse con sus compañeros una banda controlada por Joaquín le roba la mercancía. Mauro es herido; su chaleco antibalas no soporta el pinchazo de una punta; el escándalo por la deficiencia de los chalecos se convierte en una investigación de malversación de fondos policiacos, el cual es exagerado por los medios y la televisión.

Descarga

Archivo1
Archivo2
Archivo3
Archivo4

Se Feliz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.