jueves, 10 de mayo de 2012

El hundimiento del HMS “Sheffield”






Click para agrandar
Este SP-2H "Neptune" del COAN, numeral 2-P-112, fue el responsable de descubrir a los buques británicos, dirigiendo entonces el ataque de los Super Etendard contra el destructor HMS "Sheffield". (Foto: Hernán Casciani).
Tras el hundimiento del crucero ARA C-4 “General Belgrano”, la Armada Argentina (ARA) quería asestar un duro golpe a los británicos a modo de revancha. Para ello, el Comando de Aviación Naval (COAN) estaba en condiciones de utilizar el arma antibuque más sofisticada existente en toda la región, el misil AM-39 “Exocet” lanzado desde los cazas Super Etendard de la 2ª Escuadrilla Aeronaval de Caza y Ataque (EA32). La idea era aprovechar los escasos misiles disponibles para realizar ataques contra alguno de los dos portaaviones británicos despachados hacia Malvinas, y para ello se requería información permanente y actualizada sobre los movimientos británicos.


Para entonces, el COAN alineaba solo tres aviones de patrulla marítima capaces de brindar esa información, los SP-2H “Neptune”, de los que sólo dos ejemplares estaban en condiciones de vuelo (matrículas 2-P-111 y 2-P-112), mientras que el tercero estaba almacenado sin motores y fuera de servicio. Estos aviones estaban próximos a ser dados de baja y su operatividad era mínima, mientras que la efectividad de sus sensores era solo marginal. Sus sustitutos, probablemente P-3B “Orion” australianos o “Atlantique” franceses, estaban en proceso de adquisición para la Escuadrilla Aeronaval de Exploración.
Sin forma de echar mano a otro recurso más eficiente, el COAN decidió sacarle el máximo provecho a estos nobles aviones hasta el último día. Con una gigantesca autonomía, y aún con sus problemas electrónicos, los SP-2H podrían ser la herramienta fundamental para obtener información sobre la Task Force británica. Por ello las aeronaves fueron alistadas y comenzaron a realizar largas misiones de patrulla buscando a los buques británicos, incluso el 2-P-111 había descubierto sobrevivientes del crucero C-4 “Gral. Belgrano”. Pero su misión principal era descubrir algún portaaviones británico y permitir mantener la información sobre el blanco para que los Super Etendard de la EA32 lo atacasen con sus modernos misiles antibuque.

Continua en Cultura Total

Se Feliz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.